Noticias internacionales

La Migra no puede deportar a un inmigrante al que cazaron en video asesinando a un latino a sangre fría

Fue una ejecución de película, a sangre fría, despiadada.

Fue un crimen de pandillero.
Fue un crimen entre inmigrantes.

Quedó grabada en un vídeo escalofriante.
Pero el presunto culpable no será deportado.

El cuerpo de Leandro López, de 31 años, fue hallado el 24 de marzo baleado en el piso superior de un estacionamiento en un centro comercial de Miami (Florida).

López acababa de tener a su primer hijo, era propietario de un salón de tatuajes, y luchaba contra la adición a las drogas.

La policía descubrió que una de las últimas personas con las que había hablado esa noche era David Paneque, de 29 años, así que, una semana después del crimen, le citaron para interrogarle.

Durante una hora, el hombre respondió a las preguntas informales de los investigadores. Les explicó que era amigo de López y que habían ido juntos a clubs de baile exótico. En la noche del crimen, dijo, habían visitado varios locales de este tipo y luego había dejado a López en un estacionamiento y se había vuelto a casa.

El detective Juan Segovia le enseñó entonces una fotografía de la camioneta de Paneque entrando en el estacionamiento, y el hombre admitió que era su carro. Luego le mostró una fotografía de la camioneta estacionada junto al vehículo de López, y el hombre también la reconoció. Supuestamente, había dejado allí a López para que éste agarrara su propio carro y se fuera a casa por su cuenta.

En la siguiente imagen que le mostró la policía, sin embargo, se podía ver a Paneque apuntando con una pistola a López.

“¿Quién ese esa persona?”, le preguntó el detective. Paneque respondió: “No lo sé”. El policía insistió: “¿Te das cuenta de que todo ha quedado grabado en vídeo?”. Pero Paneque siguió negándolo, y terminó por acogerse a su derecho a no declarar. Fue arrestado por asesinato en primer grado.

El crimen había quedado grabado por una cámara que el propietario de un restaurante había colocado en secreto para averiguar quién le estaba destrozando su carro, un asunto que nada tiene que ver con este crimen pero que fue clave para resolverlo.

En las imágenes se observa cómo Paneque aparca su camioneta, de la que salen él y López. Tras disimular durante unos segundos, le apunta por sorpresa con una pistola. López parece suplicar por su vida, hablan durante un rato y el presunto asesino parece arrepentirse y abrazarle. Luego le dispara, parece examinar su cuerpo tendido, y huye del lugar.

admin

Conoce las últimas noticias publicadas en El Día

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button
Close
Close

Adblock Detected

Por favor desactive su bloqueador de ads para poder disfrutar de todo el contenido de nuestra pagina web, esta pagina web se mantiene gracias a los ads que nosotros tenemos en ella, gracias por su comprensión y siga disfrutando de todo nuestro contenido!