NoticiasPOLÍTICA

“Gobierno del presidente Medina, lo más perverso que ha surgido. Compromiso dominicano.


“Gobierno del presidente Medina, lo más perverso que ha surgido”

Pareciera increíble cómo, los nuevos protagonistas de la vida pública se esmeran por superar las malas prácticas de nuestras pesadillas del pasado.

Entiéndase por Perverso: Que obra con mucha maldad y lo hace conscientemente.

En América, la perversidad ha brotado como una hierba mala en todos los países y en todos los tiempos. Por eso nuestras naciones han sido corridas por los Trujillo, los Pinochet, los Duvalier, los Somoza, los Pérez Jiménez, los Fulgencio Batista y más actualmente, los Castro, los Chavistas, los Maduro, los Ortega y otros mandones locos, desfasados y desfalcadores.

Aunque no se ha establecido un aparato para medir la malicia de tantos enemigos de su pueblo, que antes eran de derecha y hoy populistas o socialistas, bastaría con hacer una confrontación, con los hechos y el diccionario, y llegaríamos a la obligada conclusión de que el Gobierno de Danilo Medina tiene el firme propósito de formar parte de esta lista de gobiernos perversos del continente americano. 

Por si acaso alguien pide pruebas de ello, vamos a tomar algunos sinónimos de “PERVERSO” y a confrontarlos con los hechos de este gobierno, y la palabra de ese Danilo Medina.

Pandillero: El gobierno de Medina no podría ocultar la creación de la pandilla de los Danilista que, aunque no realiza exterminio físico, que se sepa hasta ahora, si intenta el exterminio moral para silenciar a las voces más calificadas de la nación, ya sea comprándoles la conciencia o amedrentándolos con amenazas y chantajes. 

Delincuente: Un delincuente es quien comete un delito como autor, cómplice o encubridor. El gobierno de Medina no solo ha pisoteado todas las leyes del país, sino que, además, frente a la ley máxima del Estado, misma que juró respetar y hacer respetar, ahora pretende volver a modificar, con la intención de perpetuarse en el poder, a pesar de haber jurado por Dios ante toda la población. 

Pervertidor: El uso del soborno y otras formas de corrupción, resulta común e incluso descarado. Entre sus promesas de campaña, una de las más repetidas e incumplidas es que: “ante el simple rumor público, destituiría a funcionarios y los sometería ante la justicia”; en innumerables ocasiones se han denunciado, en programas de investigación y otros medios, grandes escándalos e incluso, se han presentado las pruebas, sin que él o el Ministerio Publico, actúen en consecuencia.  

Pero la condición de pervertidor de este gobierno, no se ha limitado al tren gubernamental, sino que se ha extendido a las Cámaras Legislativas (con la intención de volver a reformar la Constitución), a los Medios de Comunicación y a toda la sociedad. 

Servil: Ante las presiones internacionales y el intento de llevar a cabo un proceso de fusión del pueblo haitiano y el dominicano, este gobierno, ha mantenido una actitud servil y poco patriótica, generando un clima fértil para el parasitismo, en el que los dominicanos pagamos los impuestos y los haitianos usufructúan nuestras clínicas, nuestras escuelas, viviendo en nuestro territorio al margen de las leyes. 

No menos importante es la imposición de un Gobierno “trans-genero” que permite y alienta la distribución del manual “Descubre y Aprende” que disemina ideología de género. 

Tramposo: Nadie, ni Tomas Bobadilla, ni Buenaventura Báez, ni ningún otro presidente, ha sido tan siniestro ni simulador como el presidente Medina. Y no lo decimos porque sea el hombre que le repitió a la prensa, al país y al pueblo, en múltiples ocasiones, que ya no sería candidato a la presidencia por razones de principio; sino que accedió a que en la modificación constitucional, que le permitió optar por un segundo periodo, colocar un transitorio que así lo reflejara: “El Presidente o la Presidenta de la República podrá optar por un segundo período constitucional consecutivo y no podrá postularse jamás al mismo cargo ni a la Vicepresidencia de la República”.

Miserable: Que no es aquel que padece la miseria, ese es miserioso. El miserable es el individuo avariento y mezquino, el cual produce la miseria para aprovecharse de ella. Por ejemplo, para dar tarjetas de solidaridad, bono gas y comprar la conciencia de millares de personas; el que mantiene sueldo de hambre, que luego se lo arranca al pueblo vendiéndoles el galón de gasolina a 220 pesos….. sí, ese es el miserable el que arrastra unos cuantos seguidores, enseñándoles a ser mendigos y no a ser productivos.

Desfalcador: Sí, porque se nutre de los recursos que le pertenecen al pueblo. Unas veces se alía a una de las o la empresa más corrupta de Latinoamérica, misma que ha sido condenada en múltiples países del mundo y que ha provocado renuncias, encarcelamientos de funcionarios y hasta suicidios de exmandatarios, en toda la región. Otras veces, que la obra más trascendente que se construye en el presente gobierno, la Central Termoeléctrica de Punta Catalina, con un costo que supera los 2,300 millones de dólares, mientras el Ministerio Público de Milán investiga a Tecnimont por su presunta participación en la sobre evaluación del proyecto de Punta Catalina, según afirmaciones del Comité Nacional de Lucha Contra el Cambio Climático, CNLCC, mientras, el Procurador General de la República Dominicana, excluyó esta obra del expediente sobre los sobornos pagados por Odebrecht que actualmente conoce la Suprema Corte de Justicia. 

Tecnimont responsabilizó a Odebrecht de lo ocurrido en esta obra, indicando que fue la empresa Odebrecht que “negoció y firmó el contrato correspondiente y que siempre ha mantenido de forma independiente y exclusiva las relaciones con la CDEEE que es el cliente final, incluyendo toda la fase de negociación comercial”; nótese que en Italia no hay discusión de si hubo o no sobre evaluación, lo que se discute es la participación o no de Tecnimont. 

Pero para que no nos quede ni la más mínima duda de su vocación desfalcadora, ahora nos enrostran una serie de documentos que confirman los pagos de sobornos del proyecto de Punta Catalina y otras obras de este gobierno, construidas por sus socios de ODEBRECHT. 

Parece mentira como un artículo publicado en el año 1994, en la desaparecida revista “La Muralla”, con solo hacerles algunos cambios tales como sustituir el contrato de la Hidro-Quebec, por el contrato de la Central Termoeléctrica de Punta Catalina, entre otros, puede llegar a tener una vigencia extraordinaria, e incluso, pareciera ser una muy clara señal de hacia dónde y en qué tipo de régimen nos estamos convirtiendo, si los ciudadanos dominicanos no asumimos con responsabilidad nuestro deber de exigir el respeto al orden constitucional, antes de que sea demasiado tarde. 

Compromiso Dominicano 

admin

Conoce las últimas noticias publicadas en El Día

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button
Close
Close

Adblock Detected

Por favor desactive su bloqueador de ads para poder disfrutar de todo el contenido de nuestra pagina web, esta pagina web se mantiene gracias a los ads que nosotros tenemos en ella, gracias por su comprensión y siga disfrutando de todo nuestro contenido!