Deportes
Trending

El dia que el dominicano Pedro Martinez poncho 3 bateadores con 9 pitcheos

Pedro Jaime Martínez (Manoguayabo, 25 de octubre de 1971) es un ex lanzador dominicano que jugó en las Grandes Ligas de Béisbol.

Es ocho veces All-Star, tres veces ganador del Cy Young y campeón de la Serie Mundial de 2004.

En el momento de su victoria número 200 en abril de 2006, Martínez tuvo el mayor porcentaje de victorias para un lanzador abridor de 350 partidos en la historia del béisbol moderno.

Elegido el 6 de enero de 2015 en la Clase 2015 al Salón de la Fama de Cooperstown.

El 26 de julio de 2015 fue Inducido al Salón de la Fama de Cooperstown de las Grandes Ligas.

En su primer año de elegibilidad junto a grandes estrellas en ese año: Randy Johnson, John Smoltz y Craig Biggio.

Pedro Martinez uno de los mas grandes lanzador de todos los tiempo en el beisbol de las grandes liga.

Y el mas grande entre los pitcher latino es conocido por su coraje en la lomita, y miembro del Salón de Fama hoy te recordamos los Tres ponches con tan solo 9 picheos.

Este «inning inmaculado» ocurrió en la primera entrada del partido del 18 de mayo de 2002.

Pedro ganó el partido, lanzando ocho entradas completas de una sola carrera permitida y nueve ponches. Este fue el único inning inmaculado en la carrera de Pedro en MLB.

VER AL FINAL DE ESTE ARITICULO LA TREMENDA ACTUACION DE PEDRO MARTINEZ
En comparación, un partido con 21 ponches podría encajar perfectamente dentro de los límites establecidos del desempeño humano y la variación natural del béisbol.

Scherzer y Clemens han ponchado 20 bateadores con al menos un out para terminar (ambos lanzaron para rodados) y Johnson, Ramon Martínez y Wood todos llegaron al noveno episodio con 18 ponches.

Corey Kluber y Johnson poncharon a 18 rivales cada uno en ocho entradas antes de ser removidos de la lomita.

Nos hemos acercado y mucho de hecho, se han producido 26 aperturas en las cuales un lanzador ha ponchado por lo menos 10 bateadores .

Y mantenido por lo menos ritmo suficiente para alcanzar los 21 abanicados antes de ser sustituidos.

Y una cantidad mucho mayor de lanzadores han terminado sus aperturas con la posibilidad de llegar a 21 ponches matemáticamente intacta.

Y lo más importante, hemos visto a pitchers que han ponchado 21 (o más) bateadores en 27 outs, partidos de 21 ponches «escondidos», divididos en múltiples salidas.

En mayor medida, ha sido el caso de relevistas, tales como Ken Giles (quien ponchara a 23 en 27 outs en 2016) .

Y Edwin Díaz (24 ponches en 27 outs ese mismo año). (Incluso, un pitcher de Ligas Menores de nombre Jacob Webb llegó a abanicar a 25 en el curso de 27 outs en Clase A).

Kluber lo hizo, sacando por la vía del ponche el primer inning en su salida posterior a la apertura en la cual abanicó a 18, para así sumar 21 en el curso de nueve innings.

Se ha demostrado que la secuencia de eventos necesaria para que se produzcan 21 ponches en un mismo partido es totalmente factible.

Casi cada récord es producto de su propio ambiente. Nadie va a batear 73 cuadrangulares en un ambiente con pocos jonrones.

Al igual que nadie salvó 62 partidos antes que se solidificara el uso moderno del bullpen. Esta es una era de ponches.

En la última semana, hemos visto tres alertas creíbles que nos hicieron pensar que llegaríamos a 21 abanicados.

James Paxton sumó 16 en siete entradas, faltando seis outs. Gerrit Cole, por su parte, llegó a 12 en seis episodios, pero terminó con 16.

Scherzer sumó 15 en 6 1/3 innings antes de ser retirado. Los elementos están allí.

admin

Conoce las últimas noticias publicadas en El Día

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button