GeneralNoticias internacionales

La pasividad del dominicano. Por Antonio Mercedes

Siempre he sido un crilítico de la pasividad del dominicano a la hora de reclamar derechos y reivindicaciones ante el gobierno, y hasta tomamos como ejemplo a otros paises que por menos de lo que ocurre en nuestra nación, hacen saltar de la silla presidencial al incumbente.

La renuncia del Gobernador de la hermana Isla de Puerto Rico es un ejemplo palpable de esta reflexión. Pero para ser justos, habría que poner varios factores en perspectiva.

Primero:

A diferencia de Puerto Rico, no somos parte de una nación del Primer Mundo. Es decir: no tenemos nuestras necesidades básicas cubiertas, ni tenemos un gobierno descentralizado, el cual ejerce mucha influencia en las decisiones de la población, a través de sus empleos y beneficios sociales, que casi siempre son controlados por la clase gobernante, y utilizados como cebo para atraer adeptos incondicionales, y a la postre, como camisa de fuerza, para reprimir de forma»pacífica» a las masas descontentas.

Tampoco sería justo comparar la disciplina, educación y entrenamiento de un policía puertorriqueño, y por demás, con un buen salario, el cual se rige por una Constitución, y unas leyes que le dicen, que está allí para resguardar al pueblo, y no para reprimirlo ni asesinarlo, contrario a un hambriento e indiscplinado gendarme dominicano, que muchas veces, ni ha terminado sus estudios secundarios.

No es lo mismo estar frente a un policía bien entrando, incapaz de dispararle a un ciudadano que protesta de forma pacífica, que estar frente a un tanque de guerra u otro policía, «aburrio», en cuyo rostro se nota la frustración por el trabajo realizado, y con la incertidumbre de qué comerán sus hijos, porque no dejó dinero para su alimentación, y en su ceguera, ve al pueblo como su enemigo.

Creo que en honor a la justicia, a pesar de esa tan criticada desidia de nuestro pueblo, hemos hecho un buen trabajo en los últimos años, porque con todos los factores que nos adversan, la gente ha mostrado su descontento, y ha sabido reclamar sus derechos.

Loor al pueblo de Betances y Hostos, por su valor y decisión de buscar justicia, pero creo que nuestra gente también merece un gran reconocimiento por haber frenado las malsanas intenciones de una vez más, realizar un nuevo «remiendo» a nuestra Carta Sustantiva.

Sé que tenemos un largo trecho que recorrer, pero al final, volveremos a ser ese pueblo aguerrido e indómito a la hora de reclamar sus derechos.

admin

Conoce las últimas noticias publicadas en El Día

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button
Close
Close

Adblock Detected

Por favor desactive su bloqueador de ads para poder disfrutar de todo el contenido de nuestra pagina web, esta pagina web se mantiene gracias a los ads que nosotros tenemos en ella, gracias por su comprensión y siga disfrutando de todo nuestro contenido!