Faride Raful en busca de la legalización del aborto Faride Raful en busca de la legalización del aborto
Solo seis países en el mundo condenan el aborto: El Salvador, Nicaragua, República Dominicana, Malta y el Vaticano. Santo Domingo.- Cada día escala mas el tema de la... Faride Raful en busca de la legalización del aborto
Solo seis países en el mundo condenan el aborto: El Salvador, Nicaragua, República Dominicana, Malta y el Vaticano.

Santo Domingo.- Cada día escala mas el tema de la despenalización y legalización del aborto en el congreso de la Republica Dominicana y Faride Raful es la funcionaria representante que promueve la revocación de la condena a quien practique un aborto tomando en cuenta tres causas que pudiera llevar realizar esta practica. Muchos sectores religiosos rechazan la postura de Faride y la acusan de ser una pro-aborto, pero veamos que es lo que defiende y promueve Faride Raful.


¿En que consiste las tres causales? A continuación el detalle: 

1. Riesgo de vida de la madre

La primera causal del aborto se refiere a cuando la vida de la mujer embarazada se encuentre en peligro.
Con esto se busca permitir que la mujer tenga acceso a los tratamientos médicos necesarios para preservar su vida, aun cuando la realización de los mismos implique la interrupción del embarazo.
Dentro de la ley se especifica que para realizar la intervención, se deberá contar con el respectivo diagnóstico médico.
Además, en caso de que la mujer requiera atención médica inmediata e impostergable, los médicos o instituciones que hayan invocado la objeción de conciencia no podrán excusarse de realizar la interrupción del embarazo, en caso de no haber otro médico cirujano que pueda realizar la intervención.

2. Inviabilidad fetal

“El embrión o feto padezca una patología congénita adquirida o genética, incompatible con la vida extrauterina independiente, en todo caso de carácter letal”.
La segunda causal se refiere a la inviabilidad fetal de carácter letal. Es decir, en los casos en que el embrión o feto padezca una alteración estructural congénita o genética de carácter letal, la mujer podrá decidir si interrumpe o no su embarazo.
La ley señala que para realizar dicha intervención se deberá contar con dos diagnósticos médicos en igual sentido de médicos especialistas. Los diagnósticos deberán realizarse de forma previa y por escrito. Si bien durante la discusión parlamentaria se habló de la anencefalia o la preeclampsia severa, el texto legal no enumera patologías debido a que dependerá de la evaluación médica (sujeta a avances científicos). Sí el gobierno ha sido enfático en que el síndrome de down está fuera de esta causal, como lo plantearon parlamentarios opositores al texto.
Adicionalmente, el prestador de salud deberá proporcionar los cuidados paliativos que cada caso requiera en ambos casos: tanto si se tratara del parto como de la interrupción del embarazo con sobrevivencia del nacido.

3. Violación

“Sea resultado de una violación, siempre que no hayan transcurrido más de doce semanas de gestación. Tratándose de una niña menor de 14 años, la interrupción del embarazo podrá realizarse siempre que no hayan transcurrido más de catorce semanas de gestación”.
La tercera causal a la interrupción del embarazo se refiere a aquellos que fueron producto de una violación.
La ley estipula que será un equipo médico, especialmente conformado para estos efectos, el encargado de confirmar la concurrencia de los hechos que lo constituyen y la edad gestacional. Este mismo equipo deberá informar por escrito a la mujer o a su representante legal, según sea el caso, y al jefe del establecimiento hospitalario o clínica particular donde se solicita la interrupción
Además, se proveerá a la mujer toda la información necesaria para presentar la denuncia.
El plazo para la interrupción del embarazo en esta causal es de 12 semanas de gestación. Cuando se trata de menores de 14 años, este plazo se extiende hasta las 14 semanas, considerando que las niñas y adolescentes demoran más tiempo en saber que están embarazadas.
En el caso de que la solicitando sea una niña o adolescente menor de 18 años, los jefes de establecimientos hospitalarios o clínicas particulares en que se solicite la interrupción del embarazo deberán notificar al Servicio Nacional de Menores.
En cambio, cuando se trate de una mujer mayor de 18 años que no haya denunciado el delito de violación, los jefes de establecimientos hospitalarios o clínicas particulares deberán poner en conocimiento del Ministerio Público este delito, con la finalidad de que investigue de oficio al o los responsables.
En todos los casos anteriores, se respetará el principio de confidencialidad en la relación entre médico y paciente.

EXTRA: Menores de 14 años

Cuando se trate de una niña menor de 14 años, además de su propia voluntad, la interrupción del embarazo deberá contar con la autorización de uno de sus representantes legales, en caso de tener más de uno.
En el caso de falta de esta autorización (por negación del representante) la niña asistida por un equipo médico, podrá solicitar la intervención de un juez para que se constate la causal invocada.
El tribunal deberá resolver la solicitud de aborto sin juicio y verbalmente, dentro de un plazo máximo de 48 horas desde la presentación de la solicitud, con los antecedentes del equipo médico, los argumentos de la menor y al representante legal que se haya negado.
Para el caso de niñas de 14 años y menores de 18, solo será necesario informar a su representante legal. Si tuviese más de uno, será solo al que ella señale.

Anuncio donde aparece Faride promoviendo la legalización del aborto.

admin

Conoce las últimas noticias publicadas en El Día

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Your email address will not be published. Required fields are marked *