6 Razones Por Las Que Las Personas Altamente Inteligentes No Pueden Encontrar La Felicidad 6 Razones Por Las Que Las Personas Altamente Inteligentes No Pueden Encontrar La Felicidad
Las personas inteligentes parecen ser bastante complejas. Una buena vida familiar, la presencia de una pareja amorosa y una gran carrera pueden no ser suficientes... 6 Razones Por Las Que Las Personas Altamente Inteligentes No Pueden Encontrar La Felicidad

Las personas inteligentes parecen ser bastante complejas. Una buena vida familiar, la presencia de una pareja amorosa y una gran carrera pueden no ser suficientes para evitar que sientan tristeza y melancolía. Aquí están las 6 razones por las que las personas inteligentes no pueden encontrar la felicidad:

1. Son víctimas de un análisis excesivo

Las personas inteligentes tienden a pensar demasiado y analizar prácticamente todo y todos en su vida. Esto puede ser bastante agotador, lo que lleva a conclusiones frustrantes. Ni siquiera mencionar las emociones que los afectan al reflexionar sobre cuestiones importantes como los asuntos globales y los problemas filosóficos.

2. Quieren hacer coincidir todo con sus altos estándares

Las personas inteligentes siempre están 100% seguras de lo que quieren y cualquier cosa que sea inferior a sus expectativas no puede satisfacerlas ni hacerlas felices. Cuando la realidad no es igual a sus expectativas, se sienten decepcionados. Esto se aplica a todo, ya sea relaciones o carrera.

3. Las personas inteligentes se juzgan demasiado fuerte

Su tendencia a ser duro con ellos mismos es una de las razones por las que las personas inteligentes no pueden encontrar la felicidad. Su naturaleza de pensamiento profundo analiza su comportamiento y lo compara con sus altos estándares. Es por eso que muchas veces se culpan a sí mismos por poco o nada de razón.

Los flashbacks en los errores del pasado son muy frecuentes en estas personas. Por ejemplo, algo hecho hace años puede atormentarlos, perturbarles la mente y dificultarles pasar el día alegremente y encontrar la felicidad.

4. Apuntan a cosas más grandes

Tienen grandes metas e imaginan cosas más grandes. De hecho, están constantemente buscando un propósito más grande o un significado, lo que les dificulta disfrutar de las cosas que ya tienen en sus vidas. La vida ordinaria les resulta aburrida y aburrida, por lo que siempre buscan la excepcionalidad.

5. Nadie para apreciarlos o tener una conversación significativa

Las personas inteligentes encuentran difícil encontrar una persona que pueda comprenderlas realmente. No están en una pequeña charla, sino en una conversación significativa con una persona que entiende sus puntos de vista e ideas, ya sea sobre filosofía, preguntas complejas, vida personal o asuntos globales. Esta es la razón por la cual la mayoría de las personas inteligentes se sienten solas e incomprendidas.

Se ha demostrado científicamente que las personas inteligentes no necesitan socializar tanto como las personas con coeficiente intelectual medio, para estar felices y satisfechos. Aún así, esto no significa que no tengan la necesidad de conocer gente y tener una buena conversación.

6. Las personas inteligentes a menudo desarrollan problemas psicológicos

Múltiples estudios han encontrado un vínculo entre las mentes altamente inteligentes y los trastornos psiquiátricos, como la ansiedad social y los trastornos bipolares. Sin embargo, no podemos afirmar que estos trastornos son un efecto secundario de una mente inteligente, ya que este vínculo es bastante misterioso y todavía no se ha revelado.

Las personas inteligentes continúan analizando y pensando demasiado, por lo que eventualmente llegan a un punto en el que comienzan a pensar acerca de la muerte. Su mente comienza a buscar el significado de su existencia, y esto los entristece sin razón alguna.

Fuentes: http://irelease.org, themindsjournal.com

====

Ver también: 

10 señales de que alguien está demasiado estresado (y no lo sabe)

El estrés sucede, no hay forma de evitarlo. Es la reacción natural de tu cuerpo a los pensamientos o eventos que te hacen sentir amenazado o en peligro. Y ya sea real o imaginaria, cuando percibes una amenaza en tu vida, tu sistema nervioso se activa con una respuesta de “luchar o huir”, liberando hormonas del estrés como la adrenalina y el cortisol para ayudarte a manejar mejor una situación de emergencia. En pequeñas dosis, el estrés puede ser bueno, ayudándote a desempeñarte como un profesional en un momento de vencimiento inminente en el trabajo o actuando como un motivador para ser el mejor cuando lo requiera. Pero el estrés prolongado también puede afectar tu cuerpo. A continuación, le indicamos cómo saber si está sufriendo demasiado.

1. Dolores de cabeza

La causa más común de un dolor de cabeza por tensión es el estrés. Este tipo de dolor de cabeza se caracteriza por dolor en la cabeza, detrás de las orejas y el cuello, que puede variar de leve a moderado e intenso. Además de este tipo de dolor de cabeza, el estrés también puede causar y empeorar las migrañas.

2. Problemas digestivos

El estrés hace que el cerebro abra la compuerta de las hormonas, exponiendo el sistema digestivo a los efectos nocivos del estrés. Según los investigadores, el cerebro está estrechamente conectado con el sistema digestivo, por lo que el estrés puede desencadenar una gran cantidad de problemas digestivos.

El estrés crónico puede incluso empeorar el síndrome del intestino irritable y otras afecciones existentes.

3. Resfriados e infecciones frecuentes

El estrés puede aumentar la frecuencia cardíaca de nuestro sistema circulatorio. Este efecto fisiológico suprime el sistema inmune. Esto neutraliza las bacterias que causan enfermedades y otros agentes y debilita la capacidad del sistema inmune para buscar.

4. Aumento de peso

Como dijimos, el estrés estimula la liberación de cortisol, una hormona que aumenta el apetito y los antojos de comida chatarra y hace que su cuerpo sea propenso a la acumulación de grasa abdominal. Sin embargo, además del aumento de peso, algunas personas experimentan pérdida de peso debido al estrés.

5. Problemas estomacales

Los problemas del estómago son uno de los efectos secundarios más comunes del estrés excesivo. Otros problemas relacionados con el estómago relacionados con el estrés incluyen calambres, indigestión, náuseas y dolores.

6. Fatiga

Los estímulos físicos, mentales y emocionales pueden causar estrés que interrumpe el funcionamiento normal del cuerpo. El estrés aumenta los niveles de tensión y presión en el cuerpo, por lo que es más susceptible a la fatiga.

7. Palpitaciones o dolor en el pecho

La ansiedad crea estrés y revierte. La opresión en el pecho y los dolores en el pecho son experiencias aterradoras, y esta reacción exacerba aún más el estrés / ansiedad que está presente.

Un factor de riesgo para la enfermedad cardíaca y el ataque cardíaco es el estrés crónico. Los estudios relacionan los mecanismos y el estrés con la coagulación sanguínea, que causa problemas cardíacos de moderados a graves.

8. Pérdida de Libido

El estrés se hace cargo de los químicos del cerebro que son responsables de la libido masculina y femenina. Además, puede incluso causar problemas en la ovulación y la fertilidad tanto en hombres como en mujeres.

9. Músculos apretados

Cuando está bajo estrés, el músculo se tensa para evitar lesiones. Una vez que te relajas, se liberarán, pero si estás bajo estrés todo el tiempo, es posible que no puedan relajarse. Como consecuencia, tendrá músculos tensos que podrían causar dolores en el cuerpo, hombro, espalda y dolor de cabeza. ‘

10. Dificultad para respirar

El estrés puede causar dificultad para respirar, especialmente en aquellos con enfermedades respiratorias existentes, como asma o enfisema. Según la Asociación Americana de Psicología, el estrés agudo, como la muerte de un miembro de la familia, puede ser un desencadenante del asma.

Además, el estrés puede causar ataques de pánico en personas propensas a estos ataques, ya que causa hiperventilación o respiración rápida.

Consejos para sobrellevar el estrés

  • Organice sus pensamientos y alivie su estrés anotando los eventos estresantes que ha experimentado ese día.
  • Haga alguna actividad que disfrute, como trabajo voluntario o algún pasatiempo
  • Habla con tus amigos o familiares sobre los sentimientos estresantes que tienes y trata de encontrar una forma saludable de deshacerte de ellos. También puedes pedir ayuda profesional
  • Se estira todos los días para reducir la tensión muscular. El ejercicio regular es una de las formas más efectivas para aliviar el estrés
  • Practica imágenes guiadas o meditación para enfocarte en el presente
  • Pruebe una terapia musical, aromaterapia o simplemente obtenga un masaje relajante
  • El yoga, la relajación muscular y las técnicas de respiración pueden ayudar a reducir el estrés

admin

Conoce las últimas noticias publicadas en El Día

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Your email address will not be published. Required fields are marked *